Para aquellos fanáticos de boxeo, la pelea que se efectuará el día de hoy en Las Vegas Nevada USA, entre el hombre de casa, el campeón mundial welter jr de la OMB Terence “Bud” Crawford (28-0 20KO), y el hombre de ucrania el también invicto campeón mundial súper-ligero CMB Viktor “The Iceman” Postol (28-0 12 KO), será un encuentro que marcará historia en la división de las 140lb, pues muy pocas veces puede verse unificar títulos mundiales entre 2 boxeadores que estén invicto y en el mejor momento de su carrera. A la mente se me vienen aquellas batallas que ocurrieron en la antigüedad como Hearns vs Leonard, o Pryor vs Arguello, boxeador que dejaron su nombre en la historia por hacer unas peleas y unos legados impresionantes. La última pelea que se realizó de este estilo, vale decir dos campeones invictos que unificaran sus títulos fue en Abril del 2013, cuando Canelo Alvarez (campeón 154lb CMB) derrotaba por decisión unánime al entonces campeón de las 154lb AMB Austin Trout.

La pelea en rigor será un choque de estilos, un pelea de estrategia donde ambos boxeadores intentaran el dominio de su jab y su mejor boxeo. Ninguno de los 2 boxeadores es fajador, ambos intentan buscar dominar a sus rivales con movimientos mas rapidos y con mayor números de golpes conectados que recibidos. Aquí las virtudes y defectos de cada uno de los campeones.

Terence Crawford: Pocos fanáticos casuales conocen el talento impresionante que posee este boxeador, llamado a ser la sucesión de Manny Pacquiao y Floyd Mayweather. Con una gran técnica, la cual complementa con su buena velocidad y razonable potencia en sus golpes, muestra a Crawford como un ganador indiscutido de esta pelea, donde él está favorito casi 5 a 1 en las gabelas. Por otra parte su gran debilidad es su falta de experiencia. Si bien ambos boxeadores tienen 28 peleas, la oposición de Crwaford ha sido bueno mas no así sobresaliente. Jamás ha sido golpeado de manera contundente, como también el hecho de venir de las 135lb (una división inferior), donde enfrento a oposición de menor tamaño que él, muestra el hecho de que su barbilla y su resistencia a los golpes aún no ha sido probada del todo, pudiendo ser este un factor en su contra a la hora de llevarse la victoria.

Viktor Postol: The Iceman, prometía ser un boxeador bueno y de una calidad aceptable hasta comienzos del año 2015. Su gran estatura (1.80), excelente jab e impresionante recto de derecha, lo ponían como un rival totalmente complicado a la hora de boxear con él, puesto que es muy difícil golpearlo al mantenerse siempre alejado de su rival. Llegó Octubre del 2015, donde de manera espectacular noqueó al favorito de los aficionados el argentino Lucas Mathysse por KO fulminante en el round 10. Esta victoria sumada a la que tuvo con Aydin en el 2014 (también por KO), catapultaron a Postol para obtener esta pelea unificatoria, demostrando que es perfectamente capaz de frenar a boxeadores de alta calidad. En su contra, Postol tiene menos velocidad que Crawford, una variable totalmente necesaria para ganarle a alguien tan veloz como Terence. A su vez si bien Postol ha noqueado bastante últimamente, no es un gran noqueador, por lo tanto será difícil que pueda detener los embates ofensivos de Crawford a menos que mantenga siempre su largo jab para evitarlo. Por ultimo “la ventaja del local”. Para nadie es un secreto que la pelea es organizada por Top Rank (promotora de Crawford), donde el favorito para ganar es Terence, es decir Postol deberá convencer de manera “más clara” a los jueces de que él es el boxeador dominante en el ring.

En conclusión por su mejor boxeo, mejor velocidad, y la localía a su favor, veo a Terence Crawford ganando una cerrada decisión ante Viktor Postol. Anticipo mi tarjeta 115-113 a favor de Crawford.

Leave a Reply

Your email address will not be published.