El 16 de diciembre en Moreno, Buenos Aires, se montará el escenario para la revancha entre la mitad argentina y mitad chilena, Yésica Marcos, y la N° 1 de Argentina, Marcela Acuña. El combate tendrá en juego el título interino pluma de la WBA.

El 25 de enero de 2013, tras el polémico empate en San Martín, frente a más de 30 mil almas, se encendió el fuego cruzado entre la ‘Bombón Asesino’ y La ‘Tigresa’.

Ambas se sentían ganadoras del pleito que finalizó sin decisión del jurado y que expuso las fajas de la OMB y WBA, de la categoría gallo, que estaban en poder de la púgil mendocina. Hoy, Yésica Marcos es retadora obligatoria FIB de la formoseña.

Yésica cambió su vida radicalmente en noviembre del año pasado, cuando de la mano de Cristian Etem combatió frente a la mexicana Miriam Ávila, a quien derrotó por puntos (en fallo unánime) tras 10 rounds en la división pluma.

Aquella noche, la del sábado 14 de noviembre, la “Leona” conoció a Carolina “Crespita” Rodríguez, Campeona Mundial Supergallo de la Federación Internacional de Boxeo (FIB); y a su esposo, promotor y entrenador Claudio Pardo.

Dos meses después, promediando enero, la deportista nacida en San Martín se radicaría en Santiago y aquí se unió al Team Pardo. Desde donde ha buscado regresar a los cuadriláteros.

Leave a Reply

Your email address will not be published.