El boxeador puertorriqueño Orlando “El Fenómeno” Cruz cayó esta noche en el octavo asalto por nocaut técnico ante el británico Terry Flanagan, en el combate celebrado en el Motorpoint Arena, Gales.

Con esta pelea, el boricua perseguía el cetro en la división peso ligero de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), además de convertirse en el primer boxeador abiertamente gay en ser campeón del mundo.

El primer asalto inició son un buen intercambio de jabs entre ambos peleadores en el centro del ring, donde Cruz conectó con rápida diestra.

Para el segundo asalto, la velocidad de Cruz mantuvo a raya a Flanagan, sin embargo, el boricua recibió una amonestación por agarrar a su rival.

Para el tercer round, Cruz volvió a ser advertido sobre los agarres a su rival. El Fenómeno aumentó la velocidad de su retroceso, pero había poca acción hasta ese momento.

En el cuarto asalto, Flanagan castigó a gusto a un Cruz de espalda a las cuerdas. Orlando sintió las manos de Flanagan.

El quinto asalto fue uno de dificultad para el de aquí. Flanagan acorraló a un indefenso Cruz contra las cuerdas. Ya no se veía tirar, estaba sobreviviendo en el ring. Orlando Cruz estaba totalmente inofensivo. Apenas tiró.

Llegó el sexto round y cada minuto de pelea hizo deslucir más a Flanagan. Cruz no tiró, solo se protegía. Flanagan volvió al cuerpo, mientras Cruz intentó ripostar con una andanada de golpes al final.

En el séptimo asalto, Flanagan dominó cómodo, Cruz recibió castigo, sin embargo no fue hasta el octavo asalto que Terry Flanagan derribó a Orlando Cruz. Luego del conteo, se reanudó el combate, pero al cabo de unos segundos, el árbitro detuvo la pelea, perdiendo así Cruz por nocaut técnico.