Las Piernas la base de la victoria

 

El trabajo de piernas, debe de ser uno de los más complejos del boxeo, es clave para alcanzar un boxeo sólido, tanto en el ataque como en la defensa. La estructura del boxeo amateur, tiene variadas escuelas en las que el trabajo de piernas es mayormente ofensivo o defensivo contragolpeador, así es el caso de la escuela cubana probablemente la famosa en estos términos, así mismo el boxeo europeo y de la ex Unión Soviética, plantea patrones ofensivos en los cuales siempre se busca dominar el centro del ring. Claro está, en un contexto de un boxeo de alto nivel. Sin embargo, hay mucho que aprender, sobre cómo llevar “tácticamente” una pelea con las piernas.

 

Lo primero es el trabajo constante y repetitivo de pasos planos, pasos laterales, paso péndulo. Se Una vez enseñados conocimientos básicos, es importante trabajar en el balance y equilibrios, primero con ejercicios de coordinación de escalera y conos, así mismo los pasos laterales y salidas circulares. Siempre en un patrón circular. Al menos eso en la escuela tradicional de boxeo, en el último mundial de Hamburgo 2017, Uzbekistan sorprendió a Cuba con cambios explosivos de guardia y patrones de movimiento en rombo, en el centro del ring. Este mundial de Hamburgo, nos deja una enseñanza muy clara, el boxeo “evoluciona”, y de manera dolorosa lo aprendió el equipo cubano. El trabajo de piernas posee múltiples variables las cuales es bueno clasificar y comprender.

Estilista

El movimiento alrededor del ring, trabajando a la defensiva contra un oponente más pequeño y con mayor agresividad, se mantiene el movimiento en ambos sentidos del ring, manejando el contragolpe desde la distancia y manteniendo lejos el peligro. Habitual en el boxeo de distancia larga, es un arma defensiva, sin embargo, esta pude ser de doble filo, ya que el consumo de energía es elevado, sumado a que las piernas consumen más oxígeno, el déficit energético puede ser fatal. Este desplazamiento es táctico, utilizándolo para resolver situaciones determinadas, que se presentan durante el combate. En Chile, Julio Alamos ha demostrado poseer capacidades tanto ofensivas como defensivas para manejar un rival con potencia a la distancia.

 

El paso lateral

El paso lateral, es una de las mejores herramientas ofensivas y defensivas a la vez, permite salir limpiamente del ataque del contrario, ganando su lado y alejando su mano fuerte de un posible. ataque, además permite retomar una posición ofensiva. Requiere ser ejecutado con la correcta sincronización del pie izquierdo, para ganar el lado, así mismo mantener el correcto equilibro y retornar la posición ofensiva. Una buena manera preparar esta salida, es el trabajo de paragolpes y el sparring dirigido con tareas específicas.

 

 

Paso y zambullida

La mejor táctica frente a un boxeador de mayor tamaño, introducirse en su guardia, buscar entrar bajo sus golpes largos y poder conectar impactos solidos a corta distancia. Es importante buscar los espacios con balance del cuerpo y cabeza, uno de los ejemplos emblemáticos es Mike Tyson, con un movimiento de cintura sobrehumano, parece ser el fajador definitivo. Pero cuando recordamos a Iron Mike, pensamos en sus manos y no en sus pies, la forma en la que con muchísima potencia acortaba el terreno de sus rivales gigantes, se debe al desarrollo muscular de su tren inferior y la potencia de cuádriceps, que le permitía llevar la ofensiva a corta distancia con suma rapidez. En Chile, Miguel Veliz y Mario Contreras (profesional) demuestran esta capacidad explosiva de introducirse en la guardia de su oponente y castigar las áreas descubiertas. El desarrollo de estas habilidades, tiene relación con trabajos de atletismo y sparring guiados contra compañeros más altos. En la ofensiva las piernas deben buscar “cortar y no perseguir al contrario.

La salida circular

Un paso tan antiguo como el boxeo mismo, es una medida defensiva que puede convertirse rápidamente en contragolpes explosivos, con un cambio de trayectoria. Expertos en este tipo de ataques son Erislandy Savon, Robisey Ramírez y Cesar la Cruz. Este último en el combate por el oro contra un agresivo representante de Irlanda, logro siempre salir hacia el lado “débil” de su oponente logrando contragolpearlo explosivamente, siempre que lograba hacer el cambio de trayectoria. Este movimiento es explosivo, requiere experiencia y mucha sangre fría para realizarlo en el momento exacto. También requiere de la utilización de la escalera de coordinación, para aprender a caminar de “lado”, y también el trabajo dirigido tanto de sparring como de paragolpes.

 

El trabajo de piernas, es largo y tedioso muchas veces, requiere de mucha dedicación, tanto desde el instructor como desde el pupilo. Pero siempre hay que recalcar que es tan importante como golpear. Un objeto sin movimiento, es un saco de boxeo.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.