Este sábado Lucas Matthysse (38-4-35 ko) vuelve a subir al ring, regresó en mayo de 2017 después de más de un año y medio fuera del ring, fue una división más alta. Ahora un peso welter de pleno derecho y envejecido, va contra Tewa Kiram (38-0, 28 nocauts) de 25 años de Tailandia, si algo hemos aprendido durante el año pasado, es que el país del sudeste asiático no puede ser subestimado, más aún considerando que Kiram combate desde los 7 años en muay thai y de seguro presentara batalla. Subir de categoría parece haberle dado mas potencia para acorralar a sus rivales, como lo hizo con Taylor, es de esperar que

Es difícil de creer, dados sus éxitos y seguidores de culto a lo largo de los años, pero Matthysse nunca ha ganado un título importante. Este fin de semana no cambiaría eso. Matthysse fue el campeón interino del WBC en 140 lbs. antes de perder contra el campeón del CMB reconocido, Danny García, en 2013. Perdió ante Postol por el cinturón completo, entonces vacante del CMB.

El sábado, lo que realmente sucede no es la coronación de un campeón. Es la culminación de un mandato teórico para Thurman, también el campeón del CMB en 147 libras, en algún momento en el futuro. Pero el norteamericano ha demostrado no tener mayor interés en combatir. Para Matthysse, el camino para un título mundial es complejo, ya que debe enfrentarse, por un lado, la indecisión de Thurman para combatir, o Errol Spence y el resultado del combate entre Terence Crawford y Jeff Horn. El camino al título parece cuesta arriba en la división welter.

Leave a Reply

Your email address will not be published.