Recientemente la columna de Camilo Espinoza, las razones del fracaso olímpico en Cochabamba, produjo una ola de críticas y comentarios, cosa que por lo demás está muy bien. Ya que necesitamos discutir como sociedad. El quiebre democrático que vivió nuestro país nos privó del sentido del debate y creemos que cada vez que alguien no está de acuerdo con nosotros, es una amenaza personal.

Entre las críticas, algunas muy atingentes y otras muy acaloradas, fruto muchas veces de amistades y afectos. Una de las más repetidas es que no se sabe de boxeo. Cosa que es verdad. Probablemente en Chile son contadas con los dedos de una mano  quienes han visto en vivo torneos internacionales y recordemos que el nivel en Sudamérica, en comparación con el resto del mundo, sigue siendo muy bajo.

Ningún país de habla hispana con la notable excepción de Cuba, llegó a los cuartos de final de los recientes torneos mundiales de Hamburgo (masculino) y  la India[1] (femenino) en 2017. Por lo tanto, efectivamente, al menos en el Cono Sur, poco sabemos de boxeo amateur.

Modalidad muy distinta al profesional ya que es a tres asaltos, con oponentes desconocidos, con varias peleas, en un tiempo reducido y con un sistema de puntuación que privilegia la ejecución técnica al poder.

Ante esta realidad, a la que todos estamos expuestos, es bueno educarse. Ya en el siglo XXI Youtube es una buena plataforma para recordarnos, constantemente, que el mundo es enorme y hay mucho más boxeo que el que pueden ver nuestros ojos acá en Chile. Paralelo a los Juegos de Cochabamba se realizó un espectacular torneo en San Petersburgo, en donde Uzbekistan está realmente dando cátedra de boxeo y recientemente la Copa de los Presidentes en Kazajistán, ambos torneos de muy alto nivel amateur. También la espectacular fecha del World Boxing Series, en Francia, entre  los Gallos Franceses y el equipo Domadores de Cuba. Una interesante modalidad de la élite del boxeo mundial, semi profesional a 5 asaltos, entre las asociaciones grandes del mundo.  Durante los dos últimos meses se realizaron dos torneos de primer nivel en Rusia y Kazajistán, el campeonato juvenil de Colorado y los recientes juegos escolares de boxeo europeo. Leyó bien, “escolares”. Ese es el nivel de boxeo fuera de nuestras fronteras.

Como podemos ver, efectivamente no sabemos de boxeo. El mundo es un lugar demasiado grande para seguir mirándonos el ombligo y creer que somos demasiado buenos en comparación al resto del mundo. La tecnología actual nos permite, mirar, aprender y estudiar. El conocimiento del boxeo es enorme, y la modalidad amateur compleja y alejada de las presunciones de superioridad. Esta columna es una invitación a ver boxeo y aprender.

Abajo el link de un espectacular canal de boxeo amateur que invito cordialmente a seguir Amateur Boxing Highligths

https://www.youtube.com/channel/UCalOnEuC648ZWNpoK4_apVA

[1] Mundial juvenil femenino, Cuba no tiene una selección femenina.

Leave a Reply

Your email address will not be published.