Por los clubes de box: El Club Astolfo Carcamo Uribe de Castro

Llueve de manera torrencial, he pasado gran parte del día en Castro y desde las 11 am que no para de llover, a eso de las 19:00 hrs en Castro Alto, ubicado en Nueva Cucao con calle la Antena. Desde un taller de autos, en medio de la lluvia sale don Astolfo Carcamo, el presidente y fundador del club. Me muestra sus ingeniosas instalaciones, en un espacio muy reducido, con una indudable habilidad para la arquitectura, ha acondicionado una sala de espejos y sacos y en un tercer piso un ring de piso, con todo lo necesario para mantener un numero relativamente pequeño de asistentes, pero muy bien pertrechados.

Llama la atención que a pesar de la lluvia torrencial y las calles de tierra del exterior, el gimnasio esta inmaculadamente limpio. Cosa muy agradable a la vista. Así es como de apoco comienzan a llegar jóvenes de no mas de 20 años, a pesar de la lluvia torrencial en el exterior, llegan valientemente cerca de 19 horas, demostrando que al menos en Chiloé, la pasión por el boxeo trasciende las condiciones climáticas mas extremas.

Durante el entrenamiento, Don Astolfo me comenta que esto lo realiza de manera gratuita y que esta formando jóvenes, para una futuro equipo competitivo en la zona, es más, ya tenia una competencia en Puerto Varas, lugar que esta al menos a 7 horas de Castro. Demostrando que las distancias, son en la Isla Grande, son realmente épicas. Durante el entrenamiento, se trabajan los aparatos de boxeo, como peras, paragolpes, gobernadora y escuela de combate. Boxeo tradicional, sin adornos, pero simple y efectivo. Agradecido de la hospitalidad sureña de Don Astolfo, logro secarme en el fogón de la cocina y tomar café y pan con mermelada. Así es el boxeo en Chiloe, hospitalario y a prueba de todo.