En las dependencias del Casino Monticello, se llevó a cabo este jueves la ceremonia de pesaje, para la eliminatoria mundial de la AMB. En la báscula, Miguel “Aguja” González registró 51.800 kilogramos, mientras que Andrew Moloney dio 52.000 kilos.

En conferencia de prensa, Aguja explicó que está consciente de la velocidad, potencia y manejo de distancias del rival australiano. Sin embargo, se siente confiado en su preparación en Nicaragua.

En comparación a su pelea contra el británico Paul Butler en 2013, en la que también se enfrentó una eliminatoria, González comentó que en esta ocasión existe una gran diferencia por su extensa preparación con sparrings cercanos al peso de la categoría súper mosca.

Finalmente, el renquino respondió a las declaraciones del australiano en el diario La Cuarta, donde aseguraba que lo iba a noquear, y manifestó que “hablaré dentro del ring”.

Así mismo, explico su preparación física y psicológica, para mañana llegando en forma optima para el combate. “Es el primer obstáculo para la disputa del titulo mundial”, sentenció.