En el deporte y sobre todo en el deporte que aspira a ser de élite, hay aspectos centrales que no se pueden dejar al azar, ni tampoco a la improvisación.

Uno de esos aspectos, y que en el boxeo cobra especial relevancia, es la preparación y este sábado en el Club México de Santiago se pudieron apreciar las diferencias que existen entre un boxeador que cuenta con un respaldo detrás y otro que tiene que bregar en solitario por las tumultuosas aguas del boxeo profesional.

Andrés Campos, quien hasta hace un tiempo atrás también experimentaba las complejidades de una práctica que en nuestro país todavía está en pañales, ahora cuenta con un respaldo, económico y deportivo que se ha comprometido por sacar adelante su carrera.

Ese respaldo se notó este sábado en el duelo con Ramón Velásquez. Un Andrés Campos veloz, contundente y sereno, que derrumbó ladrillo a ladrillo la defensa que construyó, en la soledad de sus entrenamientos en Quellón, el ahora excampeón nacional.

El boxeador de Lo Barnechea, al cuál ya no llamaremos por su antiguo sobrenombre, como él pidió para no ser más estigmatizado, mostró muy buena movilidad, velocidad de puños y precisión, que fue desgastando al quellonino al punto de retirarse del combate.

A Ramón Velásquez no se le puede reprochar nada, él no cuenta con los recursos, ni el apoyo que recibe actualmente Andrés Campos. Entrena solo, tuvo que improvisar una esquina con Juan Cares y básicamente ofreció lo que podía ofrecer, luchar hasta que ya no se pudiera más.

Y ese no poder más llegó en el descanso previo al séptimo asalto, donde finalmente se tomó la decisión por parte de la esquina del quellonino de no seguir combatiendo y de esta forma permitir que Campos, claro dominador de las acciones, se llevara la pelea y también el campeonato.

Una victoria de Andrés Campos que muestra las diferencias entre un boxeo nacional que apunta a profesionalizarse y otro que todavía brega con los sempiternos problemas de nuestro púgilismo, donde la soledad y la falta de recursos resultan ser un techo que coarta las ganas de despegar de nuestros deportistas.

Ahora Campos, se prepara para viajar a Australia por un periodo inicial de tres meses y ponerse a las órdenes del corral que maneja el empresario local Tony Tolj, el mismo que dirige la carrera de los hermanos Andrew y Jason Moloney.

GRACIAS POR LEER ESTA NOTA. AHORA QUEREMOS PEDIRTE UNA GRAN AYUDA… Estimados seguidores, hemos iniciado una campaña para financiar nuestro sitio dado que al ritmo actual, sin ningún tipo de entrada de recursos importante es muy difícil que pueda continuar. Para eso necesitamos de su ayuda y ofrecemos diversas alternativas REALIZAR UNA DONACIÓN, SUSCRIBIRSE COMO SOCIO O PUBLICITAR TU MARCA EN NUESTRO SITIO. Para conocer detalles de todas estas alternativas pueden hacer click en el siguiente enlace: DONACIONES. Ojalá podamos contar con ustedes, ya por el solo hecho de leer este mensaje les estamos profundamente agradecidos.

TE PUEDE INTERESAR

Leave a Reply

Your email address will not be published.