Beterbiev finalmente agotó al previamente invicto Gvozdyk, lo derribó tres veces en el décimo asalto y lo detuvo en su pelea de unificación de título de peso semipesado. En una de las mejores peleas del año, demostrando que tiene quijada de granito y también un poder devastador. En los primeros asaltos recibió mucho de la velocidad de Gvozdyk y combinaciones impecables, sin embargo. Beterbiev siguió con paciencia, castigando las zonas blandas hasta comenzar a castigar con potencia imparable.

Los golpes de Beterbiev hicieron que Gvozdyk cayera tres veces durante el décimo asalto. El luchador fatigado se levantó, pero no pasó mucho tiempo antes de que Beterbiev lo derribara nuevamente. El ruso, demuestra la supremacía de esta nacionalidad en esta categoría, ya que todos los campeones vigentes son de es nacionalidad. Bivol y Kovalev, quien próximamente enfrentara a Saul Canelo Álvares.

Leave a Reply

Your email address will not be published.