La Asociación Mundial de Boxeo (AMB) presentó el primer protocolo para el retorno gradual del boxeo en medio de la pandemia del Covid-19 que ha afectado a todo el mundo.

En un documento de 19 carillas, el organismo plantea la posibilidad de retomar los eventos deportivos y los entrenamientos en cinco fases, asumiendo que cada una de ellas dependerán del lugar donde se apliquen y que actualmente no tienen un plazo determinado.

FASE 1: ENTRENAMIENTO EN AISLAMIENTO

Esta primera etapa hace referencia al momento actual que viven muchos boxeadores en el mundo, donde el entrenamiento se realiza en casa en condiciones de aislamiento.

FASE 2: ENTRENAMIENTO CON ENTRENADOR

Esta segunda etapa incluye el apoyo de un entrenador en los entrenamientos, en lugares abiertos o cerrados, según permita la autoridad de cada país. Esta dividida en tres niveles:

– Entrenamiento general sin contacto físico (a un metro de distancia).

– Entrenamiento dirigido sin contacto físico (a un metro de distancia).

– Entrenamiento con contacto.

Cabe destacar que dichos niveles incluyen estrictas medidas de protección para evitar el contagio (incluso si no hay síntomas) tales como el uso permanente de mascarilla por parte del entrenador, el no compartir equipamiento personal, lavado de manos antes, durante y después del entrenamiento, etc.

FASE 3: ENTRENAMIENTO EN GIMNASIOS

Esta tercera etapa dependerá de las directrices que vayan tomando las autoridades de cada país. El protocolo de la AMB establece que la reutilización de los gimnasios deberán incluir un programa diario de desinfección rutinaria, con mayor regularidad en áreas de mayor tráfico y en superficies no porosas.

Además, también se exige la marginación de personas con síntomas, la instalación de dispensadores de desinfectante o lavamanos en la entrada y salida de espacios comunes, y que las instalaciones no fomenten la socialización.

FASE 4: EVENTOS A PUERTAS CERRADAS

Esta etapa incluye la realización de eventos deportivos, pero sin público, con una reducción al mínimo del personal de ring y con la posibilidad de transmisión televisiva, aunque la cantidad total de personas dentro del recinto no deben superar las 15 personas, aproximadamente.

Ahora bien, dichos eventos sólo se podrán realizar una vez que se confirme que los boxeadores, el árbitro y las esquinas son casos negativos de Covid-19. Además, el árbitro deberá utilizar por obligación una máscara de protección facial y un traje protector contra salpicaduras.

Quedan automáticamente descartadas de participar en un evento de boxeo las personas que pertenezcan a los grupos de riesgo del Covid-19, es decir, que tengan enfermedades crónicas, tales como disfunciones cardíacas, asma, diabetes, etc.

FASE 5: EVENTOS CON PÚBLICO

El protocolo es claro en advertir que el retorno de este tipo de eventos implica necesariamente que no exista un contexto de pandemia. Sin embargo, aún así se deberán tomar medidas de prevención, tales como la instalación de dispensadores de desinfectante en todo el recinto, mantener el distanciamiento social, etc.

Puedes revisar el documento completo a continuación:

PROTOCOLO AMB

Leave a Reply

Your email address will not be published.