Comparte

El titular unificado del peso mediano Gennady Golovkin quiere que su pelea obligatoria con el campeón Canelo Alvarez sea la próxima, pero ambas partes acordaron recientemente posponerlo al menos hasta septiembre, realizando los dos combates en el interíno.

El problema es que en realidad no hay peleas tan interesantes para ninguno de los dos previo a su enfrentamiento, la cual es la pelea más grande que se puede hacer en el boxeo ahora mismo.

No obstante, Golovkin está programado para pelear el 23 de abril en HBO y Alvarez el 7 de mayo en HBO PPV. Contra quiénes van a pelear aún no está definido, ni tampoco en qué lugar.

El objetivo de Golovkin es recoger todos los cinturones y eso implica defensas mandatorias. Algunos son buenos, otros son de la variedad de “a quién le importa”. Con las pelea de Saunders fuera del panorama, Tom Loeffler, promotor de Golovkin, estaba dispuesto a hacer un trato para que GGG peleara ante el retador obligatorio Tureano Johnson, que era por lo menos medianamente interesante. Sin embargo, Johnson tiene una lesión en el hombro y no será capaz de pelear en abril, por lo que también se fue por el desagüe.

Con Johnson fuera del panorama, la Federación Internacional de Boxeo echó un vistazo más debajo de su lista de clasificados en el peso medio (que es bastante pobre, a la verdad) y llegó al número 3 Dominic Wade.

Y ahí está. Wade es el probable oponente de Golovkin el 23 de abril. La FIB dijo el martes que la pelea fue ordenada, que Wade aceptó la posición obligatoria y que Loeffler está negociando la pelea con el promotor Tom Brown, quien representa a Wade.

Wade (18-0, 12 KO), de 25 años, de Washington, DC, es un buen golpeador y fue un buen aficionado. Pero él no está listo para Golovkin y tiene prácticamente nulo reconocimiento de su nombre. Se ha enfrentado a oposición extremadamente limitada, aunque sí se anotó su victoria más notable en su última pelea en junio. Pero fue una decisión dividida muy discutible contra el mal desvanecido ex campeón de 41 años de edad, Sam Soliman, quien hizo la pelea una deslucida.