Comparte

La sensación de Puerto Rico, Amanda Serrano, demolió a la húngara Alexandra Lazar en 44 segundos para capturar el título mundial súper gallo de la OMB este martes en el Hotel Hilton Caribe de San Juan, durante la convención anual de dicha organización.

La campeona boricua subió a la división súper gallo para emular a su compatriota Miguel Cotto y ser los únicos puertorriqueños en conquistar cuatro títulos mundiales en igual número de divisiones. Además se convierte en la segunda mejor en lograr dicha proeza.

Serrano comenzó a hacer un nombre en el boxeo el año 2008 cuando ganó el New Yor Golden Gloves Tournament, al año siguiente se hizo profesional y comenzó una carrera brillante que la ha llevado a ganar el súper pluma de la FIB en 2011, el título liviano de la OMB en 2014 y el pluma de esa misma organización en febrero de este año.