Comparte

Según el New Zealand Herald  el combate entre Anthony Joshua (20-0, 20 KOs) y Joseph Parker (24-0, 18 KOs) estaría cerca de ser pactado con fecha 31 de marzo en el Principality Stadium en Cardiff, Gales.

La esquina de Parker, plantea que es un combate que pueden ganar, en base a que Anthony Joshua ha demostrado tener debilidades de resistencia física en sus últimos encuentros, según el manager de Parker, desde su combate con Dylan White se vio cansado y falto de concentración al ser golpeado con fuerza, demostrando ser inestable. Esa falla probablemente siempre ha existido para Joshua solo que sus debilidades estaban debido a la oposición mediocre con la que Eddie Hearn lo estaba enfrentado. Después de sus combates con Klitschko y Takam, quedaron en dudas su capacidad aeróbica y quijada, ante un púgil que le opusiera resistencia.

Parker, si bien no tiene la potencia de Joshua, es el segundo pegador fuerte que enfrentaría Joshua después de Wladimir Klitschko y su rango de KOs es elevado, la esquina de Joshua plantea que, si se aprovechan las posibilidades de aumentar el volumen y no dar espacio, a la recuperación de Joshua, existirían posibilidades para Parker.

Ahora ambos púgiles no se han visto muy activos en sus últimas presentaciones, Parker persiguió a un H. Fury que jamás quiso combatir y perdió muchos golpes en el aire, sin embargo, no tuvo problemas en acorralar a alguien con más altura como H. Fury. Por otra parte Joshua se vio cansado y con poca inteligencia contra un Carlos Takam que le ofrecía todas las opciones. Un tema constante en Joshua es su aumento de masa muscular que parece no parar, si pensamos que contra Breazeele peso 102 k, contra Wladimir Klitschko 108 k y contra Takam 113, definitivamente, se está intercambiando masa muscular por resistencia y velocidad.

Sin duda un combate entre los dos monarcas sería un atractivo encuentro, sumado a que Joshua busca unificar la categoría y solo le restan dos cetros el OMB de Parker y el CMB de Wilder, de todos modos, la competencia va apurar a Wilder quien hasta el momento solo se jacta de noquear personas con sobrepeso.