En la segunda pelea de Saúl Canelo Álvarez (49-1-2, 34 KOs) contra Gennady ‘GGG’ Golovkin (37-0-1, 33 KOs) una de las supuestas debilidades del Kazajo serian su edad.  En el boxeo, muchos continúan mucho más allá de su “fecha de vencimiento”, por orgullo o simplemente dinero, continúan a pesar de los signos obvios del envejecimiento.

El factor clave en el envejecimiento puede hacer una diferencia solo si la otra persona no es como solía hacerlo, si está boxeando con menos pasión, poder, inteligencia, velocidad y corazón. En general limitaciones visibles en su rendimiento.

¿Es realmente el caso con Golovkin?

Bernard Hopkins tenía una estricta ética de trabajo que lo llevó a luchar bien hasta el 51. Parece que el tiempo es más amable con los que hacen el trabajo.

Los signos de envejecimiento también se pueden detectar en luchadores que han sufrido muchas lesiones. Muchos tomadores de riesgos pagan el precio. Van a matar y quedan atrapados en serias golpizas, uno de los últimos tipos que pasó de esta manera es Kell Brook, ahora se hizo una cirugía ocular en ambos ojos, ¿por cuánto tiempo puede continuar? En esta condición no por mucho tiempo. Muchos de los luchadores que han regresado después de las operaciones serias ya no son lo mismo. Así mismo como ha pasado con Manny Pacquiao quien ha pasado por muchas batallas y a su vez diversifica sus intereses en cosas realmente irreverentes, como ser comando, karateca, senador, basquetbolista, predicador, filántropo y quien sabe que más.

El un factor que ha ayudado a GGG es el poder. Debido a esta cualidad rara vez ha estado en guerras y, por lo tanto, está libre de lesiones.

Lo que la gente diga acerca del envejecimiento de Golovkin, el hecho sigue siendo el mismo: él todavía está invicto, y vimos en el último combate como fue capaz de sostener un ritmo ofensivo durante 12 asaltos, si bien es cierto en sus últimos combates contra Jacobs y Canelo, no noqueo de forma espectacular, esto se debe claramente al nivel de sus oponentes, que eran el 2do mejor peso medio del mundo y la estrella mexicana. Hay dos claves en los éxitos de GGG, su entrenamiento serio y su poder que le permite terminar los combates antes de lo previsto. Si GGG tiene una debilidad, es su táctica de boxeo y esta apunta directamente sobre el parrillero entrenador Abel Sánchez, quien parece no realizar cambios tácticos en GGG, ya que si vemos imágenes de Atenas 2004 y las de la última pelea, las secuencias de combinación y ritmo de combate, así como el desarrollo estratégico, siguen siendo los mismos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.