A pesar del excelente desempeño del argentino Brian Castaño, el sábado pasado,ESPN informa que Castano, el campeón “regular” de la AMB, está obligado por contrato a enfrentar al retador obligatorio Michel Soro como parte del acuerdo que llevó a la pelea de Lara.

Podriamos pensar que la preocupación más apremiante sería unificar el campeonato “regular” con el cinturón “súper” sostenido por el actual Jarrett Hurd desocupado, pero la AMB es literalmente menos legítima que el IBO.

Soro (33-2-1, 22 KO) ha sido uno de los mejores súper welter durante bastante tiempo, pero los combates con Liam Smith y Austin Trout no llegaron a buen puerto, lo que le dejó a Glen Tapia y Emanuele Blandamura como sus mayores victorias. Luchó contra Castano (15-0-1, 11 KO) por el cinturón interino en 2017, perdiendo una decisión dividida en su Francia natal.

La opción de Soro, para Castaño es la menos atractiva, con la menor cantidad de dinero en bolsas y lejana, de las carteleras internacionales de renombre. Ahora este problema es doble, ya que por un lado la ridícula cantidad de títulos de la AMB, le resta seriedad a un campeonato mundial y el equipo de Castaño, amarro una pelea de revancha con Soro, casi como no confiando en que Castaño, pudiera dar una buena pelea contra Lara. Castaño después del sábado quedo en una excelente posición para entrar en una de las grandes promotoras, como Golden Boy, sin duda seria una de las buenas opciones, para el futuro del boxeo argentino.

Leave a Reply

Your email address will not be published.