La pelea que serviría de estreno en el boxeo profesional para el púgil de Hornopirén, Luis Villalobos y el ecuatoriano radicado en Chile, Luis Figueroa, terminó en polémica luego que los jueces decretaran la victoria para el chileno por decisión dividida.

El combate se desarrolló en el Gimnasio Alerce Histórico de la comuna de Puerto Montt y fue pactado a la distancia de cuatro asaltos en un peso pactado de 65 kilos.

Ya en la ceremonia de pesaje Villalobos no dio el peso en la primera instancia marcando 67,100 kilos, los cuales rectificó dos horas después marcando un peso de 65 kilos con 800 gramos.

La diferencia física se hizo patente en un combate que resultó parejo, con un Villalobos volcado en ofensiva y Figueroa buscando provocar daño mediante el contragolpe, lo que se vio reflejado en el último asalto, cuando luego de un derechazo, Villalobos puso una rodilla en suelo lo que derivó en una cuenta por parte del árbitro a cargo del combate.

Figueroa no continuó con el castigo hacia Villalobos, lo que permitió que el púgil de Hornopiren se recuperara y se volcara a la ofensiva, atacando, sin mucha efectividad al cuerpo del ecuatoriano.

Fue acá donde aparece la primera irregularidad. El round, sin ningún motivo aparente porque el referí en ningun momento manda a detener el reloj, se extendió más allá de los tres minutos reglamentarios. De hecho, la campana marcando el fin del combate suena a los 4 minutos con 40 segundos.

La pelea se fue a la decisión de los jueces quienes otorgaron una victoria por decisión dividida el púgil de la región de Los Lagos con tarjetas que marcaron 39-37 para Figueroa, 39-37 para Villalobos y la más polémica de todas 40-37 para Villalobos. Esta última tarjeta le dio 10 puntos en todos los rounds a Villalobos, pese a la cuenta del round final.

Una velada muy extraña y que empañó el debut de dos boxeadores que pueden dar mucho en el terreno profesional como Luis Villalobos y Luis Figueroa.

TE PUEDE INTERESAR