Cumplió con el trámite. El campeón mundial peso pesado de la OMB, AMB y FIB, Anthony Joshua, derrotó por KO en el noveno asalto al retador búlgaro Kubrat Pulev y retuvo sus cinturones en una pelea que dominó de principio a fin.

Joshua manejó los ritmos del combate desde un comienzo merced a un buen trabajo con el jab y su arma favorita, el upper de derecha que descolocó la defensa de Pulev desde los primeros asaltos.

Fue precisamente esa herramienta la que en el noveno asalto apareció con toda su explosividad, encadenando tres de forma consecutiva, enviando a la lona a un Pulev que solo se mantenía en pie amarrado al cuerpo de Joshua.

El búlgaro se puso de pie y un furibundo un, dos de Joshua terminó el combate y permitió al británico dejar la mesa servida para la que se espera sea el combate más importante de 2021 entre el pupilo de Eddie Hearn y el actual campeón peso pesado del CMB, Tyson Fury.

TE PUEDE INTERESAR