El Jueves 2 de Mayo, el púgil Sebastián Lara; rankeado nacional 1 de la división Pluma; presentó formalmente a la comisión de boxeo profesional su desafío para el actual campeón chileno de la división, José Argel. Desafío que fue denominado ‘mandatorio’ por tratarse de un número 1 de la categoría.

El monarca nacional fue notificado por escrito de dicho desafío; el que respondió afirmativamente.

Tras ello la Comisión profesional decretó 15 días para llegar a acuerdo entre ambas partes (lugar, fecha, bolsas, promotor responsable entre otros detalles).

De no llegar a acuerdo en los plazos establecidos; se puede decretar que el combate mandatorio por el título de Chile Pluma vaya a “subasta” en la que todos los promotores de Boxeo profesional con licencia vigente pueden participar.

Cabe enfatizar que la designación de los oficiales de ring que actúan en una pelea de campeonato de Chile es una facultad privativa de la Comisión Nacional de Boxeo Profesional, que no es materia de negociación entre las partes.

En este plano, es necesario recalcar que la Comisión debe asegurar la imparcialidad de los oficiales que intervienen, para cuyo efecto siempre se preferirá la designación de oficiales neutrales.

Este combate se da en el marco del proceso emprendido por la Comisión de Boxeo Profesional de Chile para reactivar los títulos nacionales.