La Agencia Mundial de Antidopaje ( siglas en inglés WADA ) se reunirá con el organismo mundial del boxeo aficionado conocido como la AIBA en las próximas semanas para inspeccionar si se ha aplicado las recomendaciones a sus programas antidopaje por varias alegaciones que han realizado sobre sus “supuestas pruebas de dopaje” en eventos del año 2015.

La revista Private Eye reclama que empleados de la AIBA le revelaron a los investigadores de la WADA en el mes de diciembre que en el año antes de las Olimpiadas Rio 2016, ningun boxeador aficionado se hizo algun tipo de pruebas de paras detectar sustancias ilegales en los últimos 12 meses y se habla de la posibilidad de que no hayan realizado mas pruebas en periodos que comienzan desde el 2013.

Si la AIBA se declara “no conforme” con el código de la WADA, el boxeo podría ser prohibido en estos Juegos Olímpicos.

Un portavoz de la WADA dijo: “El informe contiene varias recomendaciones de diferentes niveles que tienen diferentes fechas de expiraciones basado en su importancia tanto. Por lo tanto, no hay una fecha límite”.

“Si la WADA considera que no hay ninguna o muy poco seguimiento de parte de la AIBA en términos de implementación y / o la práctica insuficiente del código de 2015, se puede abrir el caso para revisar en cualquier momento a su comité de revisión independiente, el cual a su vez, puede hacer recomendaciones a la junta de la WADA, pero esto no ha ocurrido con la AIBA hasta la fecha.

Hay un intenso escrutinio sobre el dopaje en el período previo a los Juegos de Río después de que el Comité Olímpico Internacional ha revelado que 23 atletas de cinco deportes diferentes que participan en Londres 2012 regresaron con resultados analíticos adversos después que se volvieron a analizar las muestras.

Presencia de profesionales se decidirá en las próximas semanas

El presidente de la AIBA Dr. Ching-Kuo Wu dividió su opinión cuando reveló a principios de este año que los mejores boxeadores profesionales serían elegibles para competir en Río bajo nuevas propuestas radicales.

Se espera que en las primeras semanas del mes de junio la AIBA decida si permitirá el ingreso de pugilistas rentados a la competencia.

Si bien los gustos de Wladimir Klitschko y Manny Pacquiao estaban a favor de la idea, otros, como el británico David Haye y los antiguos pesos pesados, ​​Lennox Lewis y Mike Tyson han expresado su oposición.

El dopaje en el boxeo profesional ha pasado a primer plano en el último par de semanas, con la defensa del campeón CMB Dentey Wilder la cual fue cancelada debido a un positvo de Alexander Povetkin

También el CMB reveló esta semana que Lucian Bute dió positivo en prueba de dopaje tras su pelea con el campeón mundial CMB, Badau Jack.

Leave a Reply

Your email address will not be published.