Ante un lleno en la O2 Arena de Londres, el campeón Tony Bellew derribó dos veces al ex campeón mundial de peso Pesado, David Haye, antes de detenerlo en el undécimo episodio en un evento especial en la división de los Completos.

En un pleito que tuvo tintes dramáticos por una lesión de Haye en el tobillo derecho desde la segunda mitad de la pelea, los púgiles comenzaron a soltar bombazos desde el sexto episodio, tras un arranque de mucho ensayo y error de los protagonistas.

Bellew (29-2-1, 19 KOs) sobrevivió al resurgimiento más que interesante de Haye (28-3, 26 KOs) en los rounds tres, cuatro y cinco, en los que sus deficiencias fueron notables al ser atacado por el alcance de Bellew, actual campeón Crucero del Consejo Mundial de Boxeo.

La guerra comenzó en el sexto capítulo, cuando Bellew aprovechó no solo su efectividad y fuerza, sino que, además, Haye sufrió una lesión y comenzó a tener que tirar bombazos y salirse de su estrategia, lo cual fue mejor para Bellew, quien llegó al pleito con mucho mejor ritmo y pudo enviarlo a la lona.

Bellew tiró bombazos y Haye respondió, pero en menor cantidad y con mucho menos veneno en los envíos, lo cual fue inclinando la balanza a su favor, aunque aún le quedaban balas a los puños de Haye, quien aún lesionado ponía mucho corazón al pleito.

Tras ser revisado e incluso ponerse un improvisado vendaje, Haye se mantuvo en la pelea, pero Bellew aprovechó el momento y lo volvió a enviar a la lona en el round 11. Incluso estuvo cerca de sacarlo del ring y aunque logró recuperarse, ya su esquina obligó a la detención de manera correcta.

“Me quito el sombrero ante Tony. Aguantó mis mejores golpes y sin duda me gustaría hacerlo de nuevo. Me venció limpiamente”, dijo Haye tras la pelea.

“Todo lo que me importa es que pude asegurar el futuro de mis hijos. Mis respetos a Haye”, respondió Bellew.

Leave a Reply

Your email address will not be published.