El tailandés Srisaket Sor Rungvisai se llevó un polémico fallo a su favor, esta vez por decisión mayoritaria sobre el mexicano Juan Francisco “Gallo” Estrada, tras un combate de alarido, para quedarse así con el cetro Supermosca del Consejo Mundial de Boxeo.

La pelea fue la atracción principal de la cartelera Superfly 2 montada por 360 Promotions en el legendario Forum de Inglewood, California,

Las tarjetas de los jueces fueron de 114-114, 115-113 y 117-111, las últimas a favor del tailandés, quien con ellas mejoró su récord a 45-4-1 y 40 nocauts, mientras que el mexicano se quedó con 36-3 y 25 cloroformos.

Al final de la pelea, las estadísticas de Compubox indicaron que el asiático conectó 194 de 879 golpes para un 22 por ciento de efectividad por 189 de 671 lanzamientos del americano para un 28 por ciento.

“Estrada fue un gran peleador, fue un peleador muy fuerte. Me gustó mucho cómo peleó. Fue una pelea muy dura. Estaba muy confiado de que iba ganando, pero lo más importante era llevar el campeonato a Tailandia de nuevo y va para allá”, indicó el aún campeón del mundo. “Me siento muy agradecido de que la gente en Estados Unidos y Tailandia me pudo ver pelear. Pelearé con el que sea en las 115 libras”.

“Siento que el juez es el público. Ellos me vieron ganar y me sentí ganador toda la pelea. Si los jueces vieron eso (el triunfo de Rungvisai), no puedo hacer nada”, lamentó Estrada. “Gané la mayoría de los rounds, la gente vio lo que pasó y ahí está. Quiero la revancha y quiero pelear con cualquier otro campeón”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.