Rocky Fielding es el hombre más grande, es el campeón defensor, y él es el que lucha contra su peso natural el sábado. Pero también se enfrenta a Canelo Álvarez, la estrella más grande del boxeo actual y sabe que esa es una gran tarea.

Fielding (27-1, 15 KO) dice: “Todavía sé que puedo vencerlo y es por eso que tomé la pelea. He estado a su lado y sé que puedo … Esta es una pelea masiva y una gran oportunidad para mí. Él es el favorito, no soy estúpido, pero, soy más grande, lo voy a presionar “. (Via Bad Left Hook)

Fielding tiene razón en que Álvarez es el favorito y por mucho. No muchos están comprando las oportunidades de Rocky contra Canelo (50-1-2, 34 KO), quien está saliendo de una polémica victoria frente a Gennady Golovkin, en la que quizás fue la pelea más grande de 2018. Se ve a Canelo como un boxeador que pelea con todas las comodidades del aparato mercantil del boxeo profesional y sería grato, ver a Rocky Fielding dar la sorpresa, pero, fue elegido por ser un rival de poca jerarquía, que tomó un cinturón en uno de esos giros del destino. Esta es una pelea armada para que el mexicano cierre su año redondo con miras a su posicionamiento definitivo en 2019.

TE PUEDE INTERESAR



Leave a Reply

Your email address will not be published.