Un auspicioso debut en el boxeo profesional tuvo el púgil santiaguino, Javier “Polvorita” Labra, quien dejó muy buenas sensaciones en su primera pelea como pugilista rentado luego de un corto, pero exitoso paso por el amateurismo.

Si bien el rival que tuvo al frente no era muy dotado en términos boxísticos, Labra tuvo esa contundencia que a veces se extraña en los boxeadores nacionales y que terminan complicándose ante adversarios de menor valía.

En este caso, Labra no solo noqueó en el segundo asalto, también se vio rápido, decidido, contundente y efectivo. Incluso se dio el lujo de dominar al boxeador argentino tanto en la faceta ofensiva como en la defensiva.

A trabajar quedan algunos aspectos como el poco uso que Labra dio al jab durante el corto tiempo que duró el combate. A veces se quedaba demasiado estático esperando ver qué proponía el rival que dejó de lado oportunidades de abrir aún más la defensa del trasandino con esa herramienta.

Foto Reportaje: el victorioso debut de Javier Labra

Además, se enfocó mucho en la parte superior del rival, que, si bien dicha estrategia terminó con un KO, privó al chileno de intentar otras combinaciones con golpes a la zona media que pudieron incluso haber terminado el combate más rápidamente.

Pero son detalles que son fácilmente pulibles por la esquina que viene trabajando con él desde hace bastantes años. Labra confirmó lo que esbozó en su etapa como pugilista olímpico, un boxeador con explosividad y bastante técnica que da para sumar más que una ilusión.

TE PUEDE INTERESAR



Leave a Reply

Your email address will not be published.