Tras siete años de ausencia, un grupo de ocho delegados de la Comisión Nacional de Boxeo Profesional asistió a la 57° Convención del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en la ciudad de Cancún, México.

El grupo encabezado por el comisionado Luis Valenzuela estuvo compuesto por los jueces Camilo Espinoza, Camilo Zamora, Jorge Trípodi y Héctor Guerra, más los árbitros Martín Renom, Daniel Cisternas y Nicolás Valenzuela.

También asistieron el mánager Charles Villarroel de Iquique, acompañado de los boxeadores Octavio Faúndez y Abraham Tebes.

De izquierda a derecha: Camilo Zamora, Luis Valenzuela, Martín Renom, Héctor Guerra, Camilo Espinoza, Nicolás Valenzuela y Daniel Cisternas.

El cuerpo de jueces y árbitros nacionales tuvo la posibilidad de desempeñarse en tres de los cuatros combates de títulos del Consejo Mundial de Boxeo en un evento organizado por Cancún Boxing en la Plaza de Toros de dicha ciudad.

Nicolás Valenzuela tuvo la posibilidad de desempeñarse como árbitro en la pelea estelar de la noche que protagonizó el prospecto local, Joseph “Diamante” Aguirre, quien derrotó por KO al venezolano José Luis Marcano.

La velada contó con un total de 13 peleas profesionales y contó con púgiles de los corrales de Golden Boy Promotions, Promociones del Pueblo y Boxing Time Promotions.

En la imagen, Jorge Trípodi desempeñándose como juez en la pelea de José Ángel Nápoles, nieto del fallecido “Mantequilla” Nápoles.

Para el comisionado Luis Valenzuela el balance de esta participación chilena es positivo ya que “recuperamos las relaciones con la dirigencia del CMB y con los dirigentes del área latina”.

“Además se generó una buena red de contactos con promotores y mánagers de todo el mundo, los que pondremos a disposición de los promotores en Chile, para sus futuros eventos”, agregó.

Sin embargo, subrayó que “es preocupante la falta de peso de Latinoamérica en estas reuniones. Solo asistieron delegados de Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, Venezuela, Panamá, Nicaragua”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.