Esta semana, el Ministerio de Salud anunció el proceso de desconfinamiento para las regiones de Aysén y Los Ríos, que incluye el retorno de los eventos deportivos.

Según la autoridad sanitaria, en dichas regiones se permitirá la realización de espectáculos para un máximo de 50 personas en espacios abiertos y 10 personas en espacios cerrados, manteniendo las medidas de protección como distanciamiento social y uso de mascarilla.

Sin embargo, el retorno del boxeo aún se ve como una posibilidad lejana. En diálogo con Boxeadores.cl, el entrenador del Club KO de Valdivia, Alejandro Concha, ve “difícil” la posibilidad de retomar la actividad en el corto plazo.

El formador de púgiles como Daniela Asenjo y Gerardo Mellado explica que las principales razones tienen que ver con la irregularidad de los entrenamientos producto de las restricciones y las dificultades para financiarlo, debido a los límites de público.

También reconoce que influye la dificultad de traer a Chile a boxeadores extranjeros, e incluso de traer púgiles de otras regiones a la ciudad de Valdivia.

“Se ve complicado todavía, ojalá nos quede tiempo para poder hacer un evento deportivo en noviembre o diciembre”, subraya.

UN PROTOCOLO PARA VALDIVIA

Desde el Club KO presentaron ante la Seremi de Salud de la Región de Los Ríos un protocolo de reapertura del gimnasio.

El documento inspirado en las bases del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y que contó con la colaboración de profesionales locales, propone retomar la actividad en cuatro fases: sin funcionamiento, funcionamiento restringido, funcionamiento moderado y funcionamiento total.

La segunda etapa implica el acceso de un máximo de 15 personas más el entrenador, distribuidas en 192 metros cuadrados, esto implica que cada una trabajará con una distancia de 4 a 6 metros cuadrados.

Además, habrá un proceso de sanitización diario del recinto -tanto al inicio como al término de cada actividad- y se dispondrá de alcohol gel, toallas sanitizantes y solución de amonio cuaternario en los accesos y áreas de trabajo.

Finalmente, se establece control de temperatura en la entrada, se prohíbe la presencia de acompañantes y de personas pertenecientes a la población de riesgo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.