La esperada trilogía entre Tyson Fury y Deontay Wilder tendrá que esperar esto luego que se confirmara un brote de Covid-19 al interior del equipo del campeón mundial del CMB.

La pelea entre ambos púgiles estaba programada originalmente para el próximo 24 de julio en el T-Mobile Arena de Las Vegas. De acuerdo a fuentes cercanas al británico, el propio Tyson Fury habría dado positivo a Covid-19.

La noticia del brote comenzó a circular este jueves cuando se supo de un caso positivo al interior del campamento pero el tema resultó ser más grave de lo que reportaban los informes oficiales.

Si bien no se ha comunicado oficialmente cuándo sería la fecha de la pelea, se habla que podría ser octubre el mes elegido para la reprogramación.

TE PUEDE INTERESAR

Leave a Reply

Your email address will not be published.