El campeón peso completo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Deontay Wilder, retuvo el sábado su corona al vencer dramáticamente por nocáut a los 2:24 del noveno asalto al polaco Artur Szpilka en un competitivo combate que tuvo lugar en el Barclays Center de Brooklyn, Nueva York.

Una potente derecha de Wilder al mentón de Szpilka cuando éste se aprestaba a contestar un contraataque, dejó a éste último fulminado en la lona. Wilder de paso sumó su victoria número 36 sin derrotas y con 35 anestesiados.

La pelea de Wilder y Szpilka, junto a la coestelar de la noche entre Charles Martin y Vyacheslav Glazkov por el título de la FIB, le pusieron fin a una sequía de 116 años en Brooklyn, una región que no veía desde ese tiempo la realización un choque de título del mundo en la división máxima.

Szpilka, que vio caer su récord a 20-2 y 15 nocáuts, quedó tendido sobre la lona. No reaccionó por varios minutos y luego de despertar fue sacado en camilla con un inmovilizador de cabeza y llevado al Hospital Luterano de Brooklyn para los exámenes de rigor.

“Tenía un estilo difícil, pero hicimos lo que teníamos que hacer. Estaba peleando por un campeonato mundial pero nosotros también hicimos nuestro trabajo. Fui paciente y preparamos el momento para dar ese golpe”, comentó Wilder quien le habló a Szpilka poco antes de que fuera sacado del cuadrilátero.

“Le dije que es un gran peleador y que su gente no debe estar desilusionada de él. Yo siempre rezo por mí, por mi equipo y por mi rival. La gente no sabe lo difícil que es este deporte. Arriesgamos la vida en cada momento y hay muchos que no lo aprecian. Así es el boxeo”, agregó.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.