Decepción hubo entre muchos fans respecto de la decisión de Terence Crawford de enfrentar el próximo 27 de febrero, en la ciudad de Nueva York, a Hank Lundy, en desmedro del actual campeón junior ligero de la WBC, Viktor Postol.

Esto porque para muchos Lundy está en el mismo nivel de los rivales que Crawford enfrentó en 2015 pese a que creen que el actual monarca de la WBO en las 140 libras está para cosas mayores.

Brian “BoMac” Mcintyre, entrenador de Crawford, tiene las cosas claras, su pupilo peleará dos veces más durante este año y la pelea con Postol está considerada.

“Postol dijo en Instagram cómo le pelearía a Crawford. Luego escucho que no aceptó la pelea, no me importa si la quiere o no, haremos que pase”, advirtió “BoMac”.

Mcintyre se refirió además a la frustrada pelea con Manny Pacquiao luego que el filipino eligiera un tercer enfrentamiento ante Tim Bradley, “no estamos decepcionados porque Terence construirá su propio legado. No necesitamos a Pacquiao para hacerlo. Sabemos qué podemos hacer dentro y fuera del ring”, señaló

Leave a Reply

Your email address will not be published.