Comparte

Jermell Charlo batalló quizá un poco más de lo esperado, pero logró el objetivo. El púgil estadounidense de 26 años noqueó en el octavo round a John Jackson, se convirtió en el nuevo campeón Superwelter del Consejo Mundial de Boxeo y metió su apellido en la historia al convertirse en la primera dupla de gemelos, al lado de Jermall Charlo, en ostentar un campeonato mundial en una misma división.

Jermell (28-0, 13 Ko’s) se convierte ahora en el sucesor de Floyd Mayweather en una velada promovida precisamente por el llamado ‘Money’. Sin embargo, no estaban funcionando las cosas para el nuevo campeón hasta antes del nocaut, ya que se sabía abajo en las tarjetas y eso lo obligó a presionar un poco más a Jackson (20-3, 15 Ko’s).

Jackson, quien en ese octavo episodio recibió tremenda derecha que lo puso a tambalear, recibió luego dos ganchos de izquierda que lo mandaron contra las sogas y obligaron a una rápida intervención del réferi Tony Weeks, quien detuvo el choque a los 51 segundos por la vía del cloroformo.

La jornada terminó de manera perfecta para la familia Charlo. Primero Jermell se convirtió en campeón Superwelter del Consejo Mundial de Boxeo, y después Jermall retuvo la faja Superwelter de la Federación Internacional de Boxeo en el Cosmopolitan de Las Vegas sobre por la vía de los puntos sobre el exmonarca mundial Austin Trout.

Luego de 12 episodios, Jermall (24-0, 18 Ko’s) se llevó tarjetas de 116-112, 116-112 y 115-113 sobre Trout (30-3, 17 Ko’s), quien vio rota una racha de cuatro victorias en fila que lo habían llevado a esta oportunidad titular ante el aún titular de la FIB.

Jermall logró capitalizar su juventud y buen manejo de mano derecha, mas no estuvo cómodo en el ring ante un Trout que siempre estuvo contraatacando con la mano izquierda y colocó severos impactos en la humanidad del aún campeón del mundo.

Pese a la agresividad de Charlo, Trout lo supo mantener lo suficientemente lejos. Por momentos, la pelea resultó accidentada, visitaron la lona tras chocar sus piernas en más de una ocasión y hubo muchos empujones que no permitieron elaborar un nocaut para uno u otro lado.

Al final, Austin terminó con un corte en la ceja derecha, y estuvieron trabajando bien en la esquina para controlarlo; sin embargo, no se pudo ir hasta el fondo en busca del nocaut que le diera la victoria.