Comparte

Con una mezcla de boxeadores experimentados y juveniles, la selección chilena de boxeo viaja rumbo a Ecuador para realizar una exigente preparación en altura y con grandes exponentes de este deporte, y luego la participación en la Copa Pacífico.

La delegación la integran los seleccionados, Miguel Veliz, 91kg; Eduardo Zuleta, 69k; Christopher  Zañartu, 81k; Ramón Mascareña, 64k; Andrés Campos, 52k; Joseph  Cherkashyn, 75k;  Andrews Salgado, 80k;  Luis Cruzat, 57k; Luciano Hernández, 52k; y Salvador Villarroel, 75kg.

El técnico cubano Jesús Martínez, explicó que “estaremos concentrados por 20 días en Quito a 2.860 metros sobre el nivel del mar. Recibir todos los beneficios que da entrenar en altura, aumentar la capacidad de trabajo, mejorar fundamentalmente la parte aeróbica, enfrentar esa situación de trabajo en hipoxia y después ir a la Copa Pacífico. Agradecemos mucho al Comité Olímpico, al plan olímpico y a la federación que los muchachos tengan esta oportunidad de hacer este entrenamiento de altura. Tenemos que pensar en el ciclo olímpico de Tokio 2020. No podemos terminar el año parados”.

Por su parte, el técnico de los juveniles, el dominicano, Andres Ramos, comenta que “esta selección es el relevo de la selección adulta. Los juveniles Andrews Salgado, 80k, Luis Cruzat, 57k; Luciano Hernández, 52k; Salvador Villarroel, 75kg, Eduardo Zuleta, 69k; Christopher  Zañartu, 81k; se están preparando para los Juegos Olímpicos de la juventud. Zuleta y Zañartu, nunca han estado en la altura, entonces ver cómo se comportan y cómo será el proceso de adaptación”.  El técnico caribeño agrega además que “será la primera competencia internacional, no conocen a ningún contrincante. La idea es que participen y que hagan un buen trabajo.”

El conjunto tricolor en este evento internacional se medirá con equipos de República Dominica, Brasil, Venezuela, Ecuador y Colombia, éste último, asistirá con más de 3 equipos a la cita boxeril.