El mexicano Gilberto “Zurdo” Ramírez había prometido que brindaría para motivar a toda la República Mexicana a salir adelante en estos momentos difíciles y lo cumplió.

Luego de 12 fragorosos episodios y con el corazón en la mano, el tricolor sacó una emocionante victoria en el Convention center de Tucson, Arizona para retener el cetro Supermediano de la Organización Mundial de Boxeo tras vencer por decisión unánime (114-113, 115-112 y 115-112) al hasta hoy invicto Jesse Hart, quien visitó la lona en el segundo round del pleito dentro de la función de Golden Boy Promotions.

Con actitud valiente y gran condición, Hart regresó en la pelea para tener algunos buenos chispazos.

“Presionar todo el tiempo fue la clave, sin duda, (Hart) es un peleador fuerte, vino a dar un gran espectáculo y le gusta dar show como a mí y que ¡Viva México cabrones!”, exclamó Ramírez ante la algarabía de los aficionados en las gradas.

“Traté de finiquitarlo y al final no pude, pero le dimos a los fanáticos el espectáculo que querían”, añadió Ramìrez en la charla con Bernardo Osuna al finalizar la reyerta.

“Zurdo” mejoró su marca profesional a 36-0 con 24 nocauts después de dejar a un lado a uno de los mejores oponentes en la categoría de las 168 libras. Hart se quedó con 22-1 y 18 cloroformos y con el respeto del público, que le vio salir de la nada para dar un gran pleito.

Al inicio de la pelea, fue Hart quien al contragolpe hizo un buen trabajo, pero desde el segundo asalto, la presión del mexicano lo comenzó a acorralar hasta que con un poderoso upper de izquierda lo mandó lastimado a la lona.

Gilberto fue tras el nocaut, pero no lo logró y en la esquina, Héctor y Jesús Zápari le pidieron atacar con inteligencia.

“Zurdo” mantuvo la presión hasta la primera mitad de la pelea y conectó los mejores golpes hasta el cuarto asalto con un preciso golpeo a las zonas blandas y el gancho de derecha por arriba, hasta que Hart logró recuperarse y a moverse bien en el ring.

Al contragolpe, el estadounidense logró sumar algunos rounds, pero en los asaltos más duros, los finales, el sinaloense no dejó escapar la victoria y terminó por cerrar fuerte para llevarse un merecido triunfo en las tarjetas y los gritos de apoyo del público con el “¡México, México!”.

En otros resultados, el irlandés Michael Conlan noqueó en dos episodios a Kenny Guzmán y mejoró su marca a 4-0 con cuatro nocauts, mientras que Guzmán se quedó con 3-1 y un cloroformo.

Además, la carismática Mikaela Mayer detuvo en tres episodios a Allison Martínez para mejorar a 2-0 con 2 nocauts, por 1-3 y 1 nocaut de su rival.

Fuente: ESPN.

Leave a Reply

Your email address will not be published.