Óscar De La Hoya parece estar perdiendo la paciencia con el campeón de peso mediano Gennady ‘GGG’ Golovkin que no acuerda pelear contra Saúl Canelo Álvarez aún para una revancha en septiembre. De La Hoya quiere que Triple G sepa que a menos que firme para enfrentar nuevamente a Canelo Álvarez (49-1-2, 34 KOs), va a encontrar a alguien más para que pelee, y va a ser alguien bueno. Eso es lo que declaró recientemente. De la Hoya nos tiene acostumbrados a realizar estas maniobras dilatorias, para mostrar a sus supuestas estrellas.

Si ‘Canelo’ vs ‘GGG’ 2 ya fue un fracaso total, y GGG versus Vanes, fue aun peor. Siempre podemos regirnos por la ley de Murphy y pensar que, si algo va mal, puede ir mucho peor. De la Hoya, tiene en carpeta, a Gary “Spike” O’Sullivan, el irlandés sobre valorado que el 4 de mayo, venció al peso welter Berlín Abreu, en una pelea que parecía digna de una película de Chaplin.

En este momento, De La Hoya dice que Golovkin (38-0-1, 34 KOs) no quiere pelear con Canelo. Él piensa que ‘GGG’ tiene miedo de enfrentar a Canelo después de los problemas que le dio en septiembre pasado. Más que miedo, la razón tiene nombre y se llama doping positivo. Ningún atleta que se precie va querer poner en riesgo sus cinturones contra un oponente drogado.

A pesar de todo, ‘Canelo’ pelea en septiembre, así que todo es salsa “, dijo De La Hoya. “Va a pelear con el tipo más duro que hay. Pero queremos ‘GGG’, eso es seguro “.

Va a ser ridículo si Canelo pelea contra Gary ‘Spike’ O’Sullivan en lugar de Golovkin, Jermall Charlo, Danny Jacobs o Sergiy Derevyanchenko en septiembre.

De La Hoya dice que Canelo esperará hasta que Golovkin firme para la revancha antes de que comience nuevamente las pruebas de drogas. De La Hoya había dicho recientemente que Canelo sería probado a menudo, pero no ha sucedido desde que comenzó la suspensión. La última prueba de Canelo para PED se produjo en la primera semana de abril, y eso fue hace un mes. Él no ha sido probado desde ellos. Si Canelo y Golden Boy usan las pruebas de drogas como medio para que Golovkin firme la revancha lo más rápido posible, entonces se ve mal.

Ahora las cosas para Golovkin tampoco se ven muy auspiciosas. Solo con Canelo conseguirá una paga que le permitirá retirarse con holgura. Es paradójico que Golovkin siendo uno de los mejores libra x libra del mundo y campeón de 3 federaciones, tenga un manager tan precario como Tom Loeffler que parece siempre vivir con la caridad, como fue en su último combate con el bultazo de Vanes. El kazajo está obligado a pelear o con Canelo por una buena bolsa o contra Charlo. Esperemos que De la Hoya nuevamente no termine con un combate circense contra O’Sullivan. Finalmente, en septiembre volveremos a ver a Canelo en un ring, contra un boxeador de verdad o con bulto, eso solo lo dirá el futuro.

Leave a Reply

Your email address will not be published.