Inmediatamente después de conseguido el cinturón de campeón chileno peso ligero, el Team Charly Boxing, comenzó a trabajar en los próximos pasos del flamante monarca, Cristián Olivares, quien ya trazó sus principales objetivos a futuro.

En ese sentido, su manager, Charles Villarroel Brandt, confirmó que Olivares presentó un desafío formal ante la Comisión Nacional de Boxeo Profesional para enfrentar al actual campeón chileno super pluma, Gonzalo “Maravilla” Fuenzalida.

Recordemos que esta semana se confirmó además que Fuenzalida defenderá su cinturón en el mes de diciembre ante Juan Jiménez, por lo que el desafío queda supeditado a lo que ocurra en aquel combate.

De todas formas, la intención del Charly Boxing Team es llevar a cabo la pelea en el mes de febrero, en la ciudad de Iquique, aunque eso quedará sujeto a las negociaciones que sostenga el equipo iquiqueño con quien resulte campeón entre Fuenzalida y Jiménez.

Defensa opcional contra “Maldá” Medina

En paralelo, el equipo de Olivares confirmó además que se firmó una defensa opcional ante Héctor “Maldá” Medina, pelea que se concretaría en la primera parte de 2019 en una fecha a definir.

Olivares aceptó el reto abierto hecho a través de las redes sociales por el “Maldá” quien fue uno de los más críticos del triunfo del peleador radicado en Iquique, acusando un fallo injusto.

Recordemos que Medina ya enfrentó a otro integrante del CBT en ese tiempo, Ramón Mascareña, por el título super liviano de Chile, en un parejo combate que terminó con victoria del exseleccionado nacional.

Respecto del desafío presentado por Óscar Bravo, el equipo del CBT está dispuesto a enfrentarlo luego de estos combates que tienen planificado.

TE PUEDE INTERESAR



Leave a Reply

Your email address will not be published.