Comparte

A principios de mes en Arabia Saudita, Anthony Joshua recupero los títulos de peso pesado de la FIB, IBO, AMB y OMB cuando ganó una decisión unánime de doce asaltos sobre Andy Ruiz en su revancha

Ahora Joshua tiene dos defensas obligatorias en la mesa, y ambas organizaciones sancionadoras han ordenado a Joshua que se defienda.

El retador obligatorio bajo la OMB es Oleksandr Usyk, mientras que la FIB le ordenó a Joshua enfrentarse a Kubrat Pulev.

Por el momento, Pulev es el favorito para obtener la primera grieta en la corona unificada, pero Usyk y sus manejadores también están presionando para que Joshua suba al ring.

Joshua no busca dejar ninguno de sus cinturones, pero podría verse obligado a abandonar la OMB o la FIB, si ninguno de los retadores obligatorios está dispuesto a retirarse. La FIB, según sus reglas, no permite acuerdos de retirada, por lo que es lógico que Usyk tenga que ser la parte que se aparte.

Odiaría [desocupar un cinturón] porque es muy difícil dar la vuelta y recoger todos estos cinturones, es realmente difícil y los he mantenido durante tantos años”, dijo Joshua a Sky Sports.

Por lo tanto, tener que abandonar debido a la política del boxeo sería molesto, pero hay cosas que están fuera de mi control. Si pierdo uno, sé que podré recuperarlo“. Joshua esta presionado para peleas competitivas, durante el 2020, que incluirían a Wilder o Fury durante el segundo semestre, por otra parte realizar defensas contra Pulev o una millonaria pelea contra Usyk, quien a pesar de su extraordinaria habilidad, no ha tenido ninguna pelea digna de mención durante el 2019.