Comparte

El excampeón mundial, Jorge “Roña” Castro, realizó una inesperada confesión sexual hasta ahora desconocida de su época como boxeador.

El argentino, conocido por sus excentricidades fuera del ring, relató a Radio La Red que “me encantaba (el sexo) y siempre lo dije. Una vez lo hice en el vestuario, en una pelea en Comodoro Rivadavia”.

Sobre los efectos hormonales que producen las relaciones sexuales en los púgiles y la tradicional práctica de abstinencia previo a un combate, el Locomotora fue enfático en señalar que “no me afectaba en el momento. Me consideraba un tipo fuerte, capaz de hacer cualquier cosa arriba del ring”.

“No es tanto como se dice de ser aplicado y cuidarse con ese tema; en ese momento uno estaba más livianito y veloz. En Argentina peleé con todos, hice 146 peleas, no le esquivé la cara a ninguno… Y tengo 90 ganadas por nocaut”, destacó.

Castro actualmente tiene 52 años y es recordado por el histórico KO ante John David Jackson, en 1994. Casi abatido, en el noveno round lanzó un demoledor cross de izquierda que dejó a su rival sin respuesta. Tras su triunfo, denominó aquel golpe como “La mano de dios”.