El argentino Jeremías Ponce se transformo en retador mandatorio al campeonato mundial FIB superligero que ostenta el escocés Josh Taylor, luego de derrotar al británico Lewis Ritson, en un evento que se desarrolló en la ciudad de Newcastle.

Ponce derribó en tres ocasiones a Ritson y en el décimo asalto cerró una pelea que dominó de principio a fin. “Pensé que podía cerrar la pelea en el primer asalto cuando lo derribé, le di un tremendo golpe, cualquier otro boxeador habría caído. Él mostró su dureza porque no cualquier se recupera de eso”.

Respecto de la posibilidad de enfrentar a Taylor o a otro rival por el título mundial superligero de la FIB, Ponce afirmó que “es un paso más cerca de mi sueño. Es el sueño que siempre he tenido como luchador. Estoy a un paso de eso ahora”, recalcó.

TE PUEDE INTERESAR