Comparte

El contendor californiano José “Chon” Zepeda defendió con éxito su título plata superligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), al liquidar en apenas el primer round al puertorriqueño Josué “The Prodigy” Vargas, en un sorprendente resultado, de una pelea que fue la estelar de una cartelera que se llevó a cabo este sábado, en el Teatro del Madison Square Garden, de la ciudad de Nueva York, Nueva York.

Una impresionante izquierda al mentón lanzado por Zepeda, prácticamente le allanó el camino a una rápida victoria sobre Vargas, ya que lo mandó a la lona desmadejado y casi lo lanza fuera del ring.

A como pudo, Vargas se puso en pie, tambaleante, pero Zepeda le cayó a golpes limpios y contundentes, que lo mandaron contra una de las esquinas, donde fue presa fácil y cayó otra vez a la lona, obligando a la intervención del referee de turno.

El final del combate se produjo a los 1:45 minutos de ese primer asalto, algo que fue festejado a lo grande por Zepeda, quien tuvo un altercado con Vargas en la ceremonia de pesaje oficial del viernes.

En el pesaje, a la hora de las fotografías, Vargas quiso acaparar la atención de todos, ocupando casi todo el espacio, pero Zepeda exigió su lugar, hubo forcejeos, y ambos equipos de trabajo se fueron a los golpes, provocando un caos total.

Al hermano y entrenador de Zepeda se le prohibió la entrada al ring después del cuerpo a cuerpo del pesaje.

“Yo estaba listo. Estaba listo al 100 por ciento, y le dije en la conferencia de prensa que hay niveles para esto. Él era el que quería pelear conmigo. Simplemente acepté la pelea y hoy demostró que el boxeo no es un juego. Hay niveles en esto”, dijo Zepeda. “Le dije, y probablemente sabía que golpeaba fuerte. No creo que se haya recuperado después de esa primera caída”.

Vargas dijo: “Me conectó con una buena mano izquierda y traté de recuperarme, pero creo que me levanté demasiado rápido. Eso fue lo que paso. En general, estoy bien. Estoy bien. Estoy Sano. No nos detendremos desde aquí. Pasamos a la siguiente”.

“Aprendí de mi derrota por descalificación, y ahora aprendí de mi segunda derrota”.

Con este triunfo, Zepeda elevó su palmarés a 35-2, con 27 nocauts, mientras que Vargas cayó a 19-2, con 9 nocauts.

Zepeda ahora está invicto en seis peleas desde su controvertida derrota por decisión ante José Ramírez. Josh Taylor ahora gobierna a los 140 libras como el campeón indiscutible, pero Zepeda una vez más grabó su nombre entre los principales contendientes de la división.

“Tengo 32 años y estoy en mi mejor momento”, dijo Zepeda. “Quiero el título mundial del CMB y todos los cinturones, para ser honesto. Estoy listo para eso. Hoy demostré que estoy listo para el título mundial del CMB “.

TE PUEDE INTERESAR