La Comisión Nacional de Boxeo Profesional tomó de la decisión de declarar vacante el título de Chile peso pluma, luego que fuese imposible alcanzar un acuerdo que permitiera realizar el combate entre el ahora excampeón, José Argel y el retador mandatorio, Sebastián Lara.

A través de una carta dirigida a ambos púgiles, el comisionado Camilo Zamora señaló que la decisión se tomó “tras un período de negociación de más de un mes, el que excedió con creces el plazo estipulado sin llegar a acuerdo; y que luego de ello se sometió a subasta, proceso que terminó con un promotor adjudicándose la pelea, pero que nuevamente tras dicha actividad aun ha sido imposible concretar una fecha y la forma de algún contrato”.

La misiva agrega que “además de exceder con creces los plazos reglamentarios, lamentablemente las negociaciones y también la posterior subasta se han visto trabadas y complicadas por delicadas situaciones extradeportivas que en definitiva terminan por no generar las garantías necesarias para esta comisión de que pueda llegarse a concretar en algún momento esta pelea por el cinturón nacional de la categoría Pluma”.

Asimismo, la Comisión tuvo en cuenta para su decisión que “ese cinturón no ha sido defendido jamás desde que fue obtenido por el señor José Argel desde el 6 de Julio de 2019 en Iquique −cumpliéndose a la fecha aproximadamente cinco años de ello − y que durante dicho lustro fue desafiado por otros boxeadores chilenos sin poder concretarse nunca una defensa del cetro debido a diferentes razones esgrimidas por el campeón”.

Recordemos que en la categoría Pluma hay un ramillete de aspirantes que podrían optar por el título, una vez que completen los cinco combates que la Comisión exige como mínimo para ser considerados elegibles.

Entre ellos se encuentran: Ángelo Arcoverde, Franco Filgueira, Michael Canelo, Cristián Oyarzún, Andrés Trecanao y Pablo Acevedo.