El próximo 29 de julio es la fecha elegida para que Óscar Bravo (22-10, 10KOs) y Hardy Paredes (18-13, 11KOs) se enfrenten por el título livano de Chile en uno de los combates más esperados por los aficionados de los últimos tiempos.

La pelea que se desarrollará en el gimnasio del Club México fue declarada como mandatoria por la Comisión Nacional de Boxeo Profesional y será una revancha del combate que ambos sostuvieron en diciembre de 2010 que terminó con una victoria de Bravo.

“Me encuentro muy contento de que por fin Hardy haya aceptado mi desafío, aunque lo tuvo que aceptar por obligación porque sino no hubiese querido pelear conmigo”, afirmó Bravo.

El púgil capitalino agregó que “estoy muy contento y motivado ya que estoy haciendo un campamento con mi entrenador para llegar en óptimas condiciones al combate y demostrar que soy superior a Paredes”.

La pelea por el título liviano de Chile se realizaría, inicialmente, el próximo 29 de julio en el gimnasio del Club México.

Leave a Reply

Your email address will not be published.