El pasado sábado en Quellón, el púgil local José “Pancora” Velásquez derrotó por decisión unánime al osornino Robinson “Ray” Laviñanza con lo cual retuvo su cinturón de campeón peso gallo de Chile.

Hasta ahí todo bien, pero este martes a través de las redes sociales, el promotor de Laviñanza, José Vallejos, lanzó duras acusaciones en contra de la organización que, a su juicio, afectaron el desempeño del boxeador osornino.

“No tengo nada que decir contra el resultado, Velásquez dominó el combate y ganó bien, pero hubo una serie de hechos que afectaron el rendimiento de Laviñanza”, aclara Vallejos en conversación con Revista Boxeadores, señalando que las irregularidades comenzaron incluso en la ceremonia del pesaje.

Vallejos relató que “el veedor oficial, Luis Valenzuela no pudo viajar y designó a don Víctor Guerrero como su representante pero no se hizo presente en el pesaje, además no había una pesa oficial, así que fuimos a pesarnos al hospital y traen una pesa que no cumplía con las normas”.

El promotor de Laviñanza continuó su relato señalando que el día de la pelea “pudimos constatar que los guantes no eran los adecuados, para un título de Chile los guantes deben ser nuevos, pero estos eran horribles y le produjeron una lesión en los nudillos a Robinson porque las esponjas no estaban en buen estado”.

Vallejos además criticó al árbitro del combate de quién afirmó que Velásquez peleara con actitudes peligrosas “siempre fue con la cabeza al frente a atropellar al otro boxeador, no hay un control sobre los árbitros, él debió advertir a Velásquez que no fuera con la cabeza al frente porque ahí es donde se producen los accidentes como el que provocó un corte en el rostro de Laviñanza”.

El promotor osornino afirmó que “eso le dio una ventaja al boxeador local, uno va a un título de Chile donde uno piensa que las cosas se van a hacer bien y al final se hace todo de forma amateur”.

Vallejos responsabiliza de lo ocurrido a la organización a cargo del equipo de Velásquez y a la Comisión de Boxeo Profesional por no realizar la fiscalización debido del combate.

Además Vallejos denuncia otras irregularidades como la ausencia de uno de los jueces que tuvo que ser reemplazado a última hora y además la ausencia de personal médico capacitado en el gimnasio donde se realizó el combate lo que a su juicio pudo provocar una tragedia.

“El boxeo es un deporte de contacto peligroso y no queremos que suceda algo trágico, más encima ahora que la actividad se está levantando y nos vayamos al suelo otra vez”, recalcó.

El osornino afirmó que conversó del tema con la organización de la pelea y les hizo saber su malestar y aseguró que espera tener una conversación con Luis Valenzuela, “esto ya pasó, hay que seguir adelante pero no queremos que esto se vuelva a repetir en un evento de nuestro país”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.