Ser campeón mundial es la principal motivación del puertorriqueño Orlando Cruz quien disputará este sábado el cinturón liviano de la Organización Mundial de Boxeo.

“Quiero acallar a los homofóbicos que hablan mal de la comunidad LGBT” afirmó Cruz, quien adelantó que dedicará la victoria a “todos los atletas gay del mundo”.

En 2012, Orlando Cruz se convirtió en el primer boxeador profesional en declarar, abiertamente, su homosexualidad y si bien al principio tuvo dudas en hacerlo, considerando el machismo que rodea este deporte, ahora cree que fue la mejor decisión.

“Solo he recibido apoyo” afirmó Cruz respecto de la reacción de la comunidad boxística internacional, “todos los boxeadores respetan mi vida, mi decisión. Cuando Orlando Cruz camina al cuadrilátero no es Orlado Cruz el gay, sino que el boxeador profesional”, agregó el boricua.

Respecto de la posibilidad de hacer historia este sábado al ser el primer boxeador abiertamente gay campeón del mundo, Cruz señaló que “es un gran momento para mi, un gran momento para mi comunidad y un gran momento para mi país Puerto Rico”.

Asimismo hizo un llamado a otros atletas gay a que asuman su condición sin temor “quiero que otros deportistas homosexuales no tengan miedo de caminar en la sociedad, no teman, sean felices con sus vidas y su decisión, todos somos iguales”, remató.

Cruz enfrentará este sábado en la ciudad de Manchester al actual campeón liviano de la OMB, Terry Flanagan.

Leave a Reply

Your email address will not be published.