Una difícil victoria consiguió el aspirante al título nacional peso liviano, Cristián Olivares, ante el actual campeón de Brasil de la categoría Luis Cardoso en una pelea pactada a ocho asaltos en la Plaza Arica de la ciudad de Iquique.

La pelea estuvo marcada por el alto número de caídas durante el combate. De hecho, en el segundo asalto, hubo dos caídas por parte del brasileño y una del boxeador nacional.

A esas se sumaron caídas en el tercero por parte de Olivares y otra en el cuarto asalto donde fue Cardoso quien visitó la lona.

Pese a eso, ambos púgiles aguantaron hasta el final del combate donde si bien el zurdo brasileño mostró un mayor volumen de golpes, también fue muy imprecisó, a diferencia de Olivares cuyo volumen era menor, pero si mucho más efectivo.

Así se fueron sucediendo los asaltos donde ambos boxeadores compartieron el protagonismo obligando a dejar la definición de la pelea al criterio de los jueces.

En este punto surgió la polémica dado que los jueces dieron la victoria a Olivares por una diferencia mayor a la que se había evidenciado en el combate. Es así que las tarjetas quedaron 79-74, 77-74 y 77-76 todas a favor del chileno que de esta forma se llevó la pelea por decisión unánime.

Nuestra tarjeta de la pelea dio 75-74 a favor del chileno, quien si bien tuvo a nuestro criterio una victoria justa, fue mucho más apretada de lo que apreciaron los colegiados.

De esta forma, Olivares extiende su racha de victoria a 6 sin conocer la derrota y comienza a enfocarse en lo que será una eventual oportunidad por el título de Chile peso liviano, probablemente, ante otro iquique, Patricio Carrión.

En la pelea preliminar en tanto, el local José Argel derrotó por cómoda decisión unánime al boliviano Carlos Rodríguez, en pelea pacta en el peso pluma.

Leave a Reply

Your email address will not be published.