Ayer en Nueva York, se produjo el primer encuentro, entre el  multicampeón de peso pesado, Anthony Joshua y el retador Jarrell Miller, que termino de manera abrupta.

Cuando los dos pesos pesados ​​fueron anunciados en el escenario, Joshua caminó hacia Miller para darle una cara de costumbre. Sin embargo, Joshua debe haberse acercado un poco demasiado para su comodidad, ya que “Bebesón“, empujo a Joshua con violencia, mientras lanzaba gritos xenofobos y toda clase de insultos.

Joshua, por su parte, mantuvo su compostura y profesionalidad, al menos por un momento, calmándose caminando hasta Miller con las manos detrás de la espalda para que pudieran terminar la sesión fotográfica.

Por supuesto, Miller no había terminado en ese momento, continuaba ladrándole a Joshua con la seguridad entre ellos. Pero cuando alguien que estaba fuera del escenario comenzó a hablar, Joshua volvió su atención hacia él, saltando del escenario para enfrentarlo. Afortunadamente, las cosas no se escalaron a partir de ahí, pero aún hay mucho tiempo para que las cosas salgan de los rieles antes de la noche de la pelea. La agresiva y poco deportiva actitud del robusto, retador, no ha ayudado mucho en su aceptación por parte del publico, ya que es visto como una persona con poca estabilidad emocional y poco deportivo. Joshua por su parte realizo graciosos comentarios, respecto a que la comida chatarra (la preferida de Miller), diciendo “las hamburguesas con queso, son toxicas y  hacen daño al cerebro.

Al parecer, los arrebatos infantiles del “bebeson” seguirán mientras dure, la rueda de prensa, sin embargo, ¿Será capaz de mantener con sus puños, sus palabras?

Leave a Reply

Your email address will not be published.