Cuando, se firmo la pelea unificatoria de los títulos FIB, AMB y CMB, entre Daniel Jacobs y Saúl “Canelo” Álvarez, se dio a conocer una curiosa clausula de rehidratación correspondiente a un segundo pesaje post pesaje oficial, con un máximo de ganancia de 10 libras, esto es 4.5 kilos. Esta clausula parece afectar mas a Daniel Jacobs ya que es el boxeador de mayor envergadura y sacaría mayor ventaja de una mejor rehidratación.

Inicialmente, Golden Boy dijo que esto era una iniciativa de la FIB, pero según Daniel Jacobs, esta norma no corre en títulos unificatorios, ya que evidentemente chocaría con los estatutos de los otros organismos involucrados (AMB, CMB), por lo tanto se anula. Así las cosas, Jacobs acusa a Golden Boy de poner esta condición en el contrato de la pelea.

Ahora toda esta preocupación, por los kilos ganados, con posteridad al pesaje, seria consecuente, si Canelo, siempre la respetara. Pero ya existen antecedentes lamentables, como cuando el mexicano enfrento a Amir Khan, quien subió dos categorías  para enfrentarlo (welter a mediano), pero el día del combate Canelo subió con 80 kilos sobre el ring, trayendo consigo los devastadores efectos por todos conocidos.

Es lamentable, que Golden Boy, juegue siempre a ganador, incluso teniendo un boxeador tan talentoso como Canelo en sus filas, esto no hace mas que sumar criticas, a un excelente boxeador que tiene méritos de sobra para, ganar sin necesidad de “contratos” o “clausulas”.

A modo de anécdota histórica, la leyenda del boxeo Sugar Ray Robinson 176-19-6 (108.Ko), el histórico campeón mundial welter, super welter y medio, subió muchas veces al ring con 5 o mas kilos de desventaja, arroyando literalmente a cientos de rivales. En ocasiones, en este mundo de “asegurados y ventajas“, dan ganas de pedir que vuelvan los de antes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.