Timothy Bradley derrotó a Brandon Ríos por nocaut en el noveno round y retuvo el título Welter de la OMB con una categórica demostración. La ‘Tormenta del Desierto’ dominó de principio a fin y aplicó un castigo contundente al ‘Bam-Bam’.

Ríos perdió su segunda pelea de sus últimos cuatro enfrentamientos y se vio lento ante el campeón. Bradley estudió a la perfección al ‘Bam-Bam’, quien siempre estuvo en desventaja, tanto en la distancia como en velocidad.

A partir del cuarto round, Bradley hizo válida su condición de favorito al golpear con ganchos de derecha a la zona hepática y rematar con derechas de upper al mentón de Ríos, quien no veía lo duro sino lo tupido.

El octavo round fue clave para Bradley, pues ambos se encontraron en un intercambio, resultado favorable para Bradley. Ríos nunca pudo contrarrestar la estrategia y round tras round, se le veía cansado y sus golpes iban con poca fuerza.

Una fuerte derecha sucumbió en el rostro de Ríos, quien visitó la lona en el noveno. Bradley aprovechó el desconcierto del ‘Bam-Bam’ para darle trámite a la contienda. El referee tuvo que intervenir, pues el castigo era severo, que ponía en peligro la integridad de Ríos.

Bradley se llevó una cómoda pelea y su desempeño fue de los mejores de su carrera. El campeón sería el retador número uno del vencedor entre Saúl ‘Canelo’ Álvarez y Miguel Cotto.

Leave a Reply

Your email address will not be published.