Comparte

Nicaragua es un país con tradición boxística. En sus calles es común ver cómo los niños, en vez de patear una pelota de trapo, se enfundan los guantes para pelear y así empezar a forjar un futuro que emule al del mayor ídolo deportivo de ese país, Aléxis Argüello. El realizador Mathias Meier viajó hasta Managua para registrar esta realidad en este interesante documental que cuenta además con la participación del mejor libra por libra del mundo, Román “Chocolatito” González.