La decisión aprobada por el miércoles por la AIBA, de permitir la participación de boxeadores profesionales en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, no preocupa en lo absoluto a la Organización Mundial de Boxeo (OMB), quienes a diferencia de los demás organismos mundiales, curiosamente sienten que tienen mucho que agradecer al principal ente amateur.

El presidente de la OMB, Francisco ‘Paco’ Valcárcel, dijo que su organismo es uno de los que más se ha beneficiado del talento aficionado que salta de la AIBA a profesional, como lo fue precisamente el campeón peso pluma y doble medallista de oro, el ucraniano Vasyl Lomachenko.

Pero no todo fue ‘bombos y platillos’ para Valcárcel, quien advirtió que la AIBA deberá prepararse para cumplir a plenitud con los requisitos de seguridad y de salud necesarios para poder ingresar a ese nivel un peleador de nivel profesional.

“No me preocupa la decisión de la AIBA. Al contrario nosotros nos estamos alimentando de la AIBA. A nosotros ellos no nos han hecho ningún daño, pues nosotros nos llevamos a su mejor peleador que era Lomachenko”, comentó Valcárcel.

“Aquí los peleadores que estén clasificados, siempre y cuando no tengan compromisos con nosotros, entiéndase que no tengan peleas eliminatorias o mandatorias, no le podemos prohibir que peleen”, agregó.

Sin embargo, Valcárcel dijo dudar mucho que peleadores como el campeón semipesado ruso, Sergey Kovalev, accedan a participar en la justa olímpica, tal y como lo quiso dejar entrever el entrenador del equipo ruso, Alexander Lebzyak.

Leave a Reply

Your email address will not be published.