Comparte

Con tres medallas de oro cada uno, Uzbekistán y Cuba se alzaron como los países más ganadores del boxeo olímpico luego que culminaran las pruebas este domingo en Río de Janeiro.

La ex nación sovietica destacó además al obtener dos medallas de plata y una de bronce, mientras que los deportistas de la isla agregaron tres medallas de bronce a su delegación.

Estos resultados se dan en un contexto que vio nuevamente cómo los países de Europa del Este se adueñaron del medallero en el boxeo en todas sus categorías, en unos juegos que además estuvieron marcados por las denuncias de corrupción de algunos jueces del pugilismo.

Precisamente un grupo de jueces fue separado de la competición luego que se registraran una serie de fallos sospechosos, denuncias que se habían hecho incluso antes de los juegos.

El fracaso de los profesionales

Otro hecho que marcó el desarrollo del boxeo en Río 2016 fue el fracaso de los boxeadores profesionales que participaron luego que la AIBA autorizara la presencia de pugilistas rentados en la competencia.

Dos nombres sobresalían en el grupo y ambos fueron eliminados en las rondas preliminares. Hablamos de los ex campeones mundiales, el camerunés Hassan N’Dam y el tailandés Amnat Ruenroeng.

De todas formas, los alcances de esta medida recien podrán ser plausibles en Tokio 2020, donde se espera una mayor presencia de profesionales que la que acudió a Río 2016. Además ha quedado demostrado que la brecha entre el boxeo olímpico y el profesional no es tan grande.

Sudamérica cosecha medallas

Si bien Sudamérica no cosechó muchas medallas sí obtuvo algunas preseas. Sobresale el oro conseguido por el brasileño Robson Conceicao, quien lo consiguió en la categoría ligero al derrotar a un duro rival, el francés Sofiane Oumiha.

Por su parte el colombiano Yurberjen Martínez estuvo muy cerca de conquistar el oro en la categoría minimosca, pero solo tuvo que conformarse con la plata al caer ante el uzbeko Hasanboy Dusmatov.

Colombia obtuvo otra medalla, esta vez de bronce, con Ingrit Valencia, quien llegó hasta las semifinales de la categoría mosca femenino, perdiendo en semifinales.

En resumen, unos juegos que estrenaron cambios y que volvieron más atractivos el desarrollo de las competencias, pero aun con la sombra de la corrupción, un tema que la AIBA tendrá que revisar pensando en Tokio 2020.

El medallero fue el siguiente:

Masculino:

País                                 oro plata bronce

Uzbekistán                        3      2      2
Cuba                                   3      0      3
Kazajstán                           1      2      1
Rusia                                  1      1      2
Francia                              1      1      2
Brasil                                 1      0      0
Estados Unidos                 0      1      1
Azerbaiján                         0      1      1
Gran Bretaña                    0      1      1
Colombia                            0      1      0
Croacia                               0      0      1
México                               0      0      1
Marruecos                         0      0     1
Alemania                           0      0      1
Mongolia                            0      0     1
China                                  0      0      1
Venezuela                          0      0      1

Femenino

Francia                              1      1     0
Gran Bretaña                   1      0     0
Estados Unidos                1      0     0
China                                 0      1     2
Holanda                            0      1     0
Kazajstán                          0      0      1
Finlandia                           0      0     1
Rusia                                 0      0     1
Colombia                           0      0     1