Comparte

Canelo Álvarez estará fuera de acción hasta el 2017 luego de determinarse que la lesión sufrida en un nudillo de su mano derecha es una fractura, según se informó.

De acuerdo a Golden Boy Promotions, Alvarez no necesitará operarse pero no podrá pelear hasta el año entrante. Canelo tenía planeada una pelea el diciembre, posiblemente en Nueva York, según fuentes allegadas al mexicano, que ganó un título junior mediano el sábado al noquear a Liam Smith en Arlington, Texas.

De acuerdo a un comunicado de la promotora, Álvarez visitó el lunes al especialista Pedro Jaime Lomelí a su llegada a México, el cual determinó la gravedad de la lesión y aunque no recomendó cirugía, el púgil tendrá que estar fuera de acción hasta el año entrante.

“Luego de tomar rayos X y una resonancia magnética, el doctor encontró una fractura avulsiva del pulgar derecho. Canelo no necesitará cirugía y la prognosis es excelente”, reza el comunicado.

Explicó el médico que inmovilizaría la mano de Álvarez por seis semanas y sería imposible que vuelva a pelear en el 2016.

La comunicación enfatiza que la lesión no cambia los planes de Álvarez de continuar nuevamente hacia la división mediana.